Diario 2019

Educaci贸n y pobreza

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

Pas茅 la tarde revisando datos recientes del Consejo Nacional para la Evaluaci贸n de la Pol铆tica Social, CONEVAL, el organismo oficial encargado de la medici贸n de pobreza. La semana pasada public贸 un reporte con la evoluci贸n de la pobreza entre 2008 y 2018, en el pa铆s y en las entidades.

La sensaci贸n despu茅s del repaso num茅rico es agridulce: por un lado, dise帽贸 una metodolog铆a para comprender las m煤ltiples dimensiones de la pobreza (ingresos econ贸micos de la familia, acceso a educaci贸n b谩sica, servicios de salud, alimentaci贸n, calidad de la vivienda, servicios de la vivienda鈥), que, nos dicen, es referente mundial; por otro, la cara oscura, la cantidad enorme de personas que habitan en los territorios de la pobreza y la miseria es una bofetada a las pol铆ticas gubernamentales.

Buscaba, en particular, la evoluci贸n de la pobreza en Colima. Las cifras no alientan, aunque se aprecia una disminuci贸n en las tendencias de la pobreza y la miseria. En 2018, en Colima hab铆a 235 mil habitantes en pobreza, una tercera parte de la poblaci贸n; y en la pobreza extrema, 18 mil habitantes.

Mi foco, como cabe suponerse, es lo educativo. Y las evidencias son contundentes: hay una correlaci贸n entre pobreza y resultados de aprendizaje o posibilidades de concretar el derecho a la educaci贸n. Los pobres pueden ser educados, por supuesto, pero se necesita una pedagog铆a, y no solo becas y apoyos asistenciales. 驴Podremos entenderlo en los pr贸ximos a帽os? Nosotros, pero, sobre todo, los otros, los responsables de la acci贸n p煤blica.

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.