Art铆culos, Blog

Estancamiento y retrocesos en la educaci贸n superior colimense

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

La educaci贸n superior en Colima muestra signos vitales cr铆ticos. La revisi贸n de la estad铆stica trunca optimismos. No ingresan proporcionalmente m谩s estudiantes a las instituciones. El abandono escolar aument贸, por lo tanto, tampoco egresan m谩s j贸venes. La ense帽anza superior sigue siendo privilegio de un sector social. La entidad se estanc贸. Puede ser peor.

En este art铆culo reviso los datos oficiales sobre la educaci贸n superior colimense en cinco ciclos escolares, de acuerdo con los documentos anuales 鈥淧rincipales cifras del sistema educativo nacional鈥, y para el ciclo actual, con el Sistema Interactivo de Consulta de Estad铆stica Educativa, ambos de la Secretar铆a de Educaci贸n P煤blica.

Expongo situaciones a partir de estad铆sticas, con tres variables en juego: la aprobaci贸n constitucional de la educaci贸n superior como derecho ciudadano y obligaci贸n gubernamental; los efectos de la pandemia en los sistemas educativos; los avances y retrocesos de Colima en el acceso y egreso de la ense帽anza superior.

La tarea es ardua porque la informaci贸n p煤blica es escasa y a veces imprecisa. Sin embargo, los indicadores disponibles de absorci贸n, cobertura y abandono escolar aproximan al conocimiento de avances en el derecho a la educaci贸n.

Datos congelados

La entidad tiene un alcance geogr谩fico sobresaliente. En 8 de sus 10 municipios hay formalmente instituciones de educaci贸n superior, excepto Minatitl谩n e Ixtlahuac谩n; aunque Armer铆a, sede de la Universidad Benito Ju谩rez, no reporta alumnado en el Sistema Interactivo de Consulta de Estad铆stica Educativa. O no existe para 茅l.

La ense帽anza superior representa el 14.7 % de la matr铆cula global estatal; aument贸 1.5 puntos entre 2018-2019 y 2022-2023. Pero, en los mismos a帽os, la matr铆cula s贸lo creci贸 515 estudiantes, al pasar de 27,518 a 28,033. El incremento promedio anual de 100 estudiantes preocupa como signo del estancamiento, pese a los discursos pol铆ticos federales y estatales, y los recursos destinados a becas. Significa, adem谩s, que las dos instituciones p煤blicas creadas por el gobierno federal (Universidades Benito Ju谩rez e Intercultural) no aumentaron de manera sustancial la matr铆cula.

Por su parte, la ense帽anza privada conserva presencia, pues alberga 3 de cada 10 estudiantes. En conjunto, en 2018 representaba el 30 %, y en el ciclo en curso 29.6 %, lo cual revela fortaleza de las instituciones particulares, luego del descenso durante la pandemia, cuando perdieron 1,300 inscritos.

La absorci贸n, definida como el 鈥渘u虂mero de alumnos de nuevo ingreso a primer grado de un nivel educativo, por cada 100 alumnos egresados del nivel y ciclo escolar inmediatos anteriores鈥, se empantan贸: fue de 71.2 % en el ciclo 2017-2018 e id茅ntica en 2021-22. Dato contundente: 3 de cada 10 egresados de bachillerato no buscan o encuentran lugar en instituciones superiores.

El abandono escolar empeor贸 durante los a帽os pand茅micos. Mientras fue de 9 % en el ciclo 2017-18, para el 2021-22 subi贸 a 11 %, muy superior al promedio nacional de 7.9 %. Estamos ante un problema grave en la capacidad de retenci贸n de las instituciones y en las condiciones (materiales, econ贸micas, sociales, culturales y pedag贸gicas) de los estudiantes para mantenerse. Y refuerza hallazgos de que los programas de becas, sin componente pedag贸gico, son incapaces para frenar el 茅xodo estudiantil.

Durante el periodo analizado, la cobertura local se estanc贸 alrededor del 40 %, aunque la nacional aument贸 3 puntos porcentuales y lleg贸 el 42 % en los dos ciclos m谩s recientes. En el ciclo 2021-22, en Colima fue de 38.9 % (incluida la poblaci贸n no escolarizada).

Otro indicador revela retrocesos de Colima y, en general, del pa铆s: la eficiencia del sistema educativo, esto es, la proporci贸n de j贸venes de una generaci贸n que termina su formaci贸n superior, con respecto al mismo grupo etario que ingres贸 en la primaria. As铆, por cada 100 ni帽os mexicanos que entraron a primaria en el ciclo 2002-03, s贸lo 25 terminaron una licenciatura en el 2018-19. En el ciclo 2003-04, por cada 100 concluyeron su carrera profesional 27 en el ciclo 2019-20. Para la cohorte siguiente, finalizaron 26. Y en la 煤ltima reportada, la 2005-06, terminaron 26. En otras palabras: por cada cien ni帽os de primaria, s贸lo la cuarta parte completa licenciatura.

Con base en el an谩lisis de dichas trayectorias, cada a帽o m谩s personas por cada 100 abandonan la ense帽anza superior. Sintetizo: en esos ciclos egresaron, respectivamente, 25, 27, 26 y 26 de los 100 iniciales, y abandonaron 10, 11, 13 y 14.

Colima no progres贸 en ese indicador. En la generaci贸n 2002-03/2018-19 terminaron su licenciatura 32 por cada 100 que accedieron a primaria. En la 2005-06/2021-22, s贸lo 29.

驴Estamos en sitio adecuado? Depende los par谩metros e interpretaciones. Mientras Guerrero, Chiapas y Oaxaca tienen un porcentaje de 12 %, Ciudad de M茅xico, Aguascalientes y Quer茅taro est谩n por encima de 40 %. Colima no logra que la tercera parte de cada generaci贸n ostente t铆tulo universitario.

Conclusiones

Los datos estad铆sticos son abstractos; admiten interpretaciones. Aqu铆 algunas afirmaciones, hip贸tesis y preguntas.

El aumento de 500 estudiantes en cinco ciclos escolares es irrisorio. 100 estudiantes m谩s cada a帽o no evidencia pol铆ticas ni esfuerzos gubernamentales y exige otros resultados.

Colima tiene problemas cr铆ticos en cumplir el derecho constitucional a la educaci贸n superior. Los ten铆a antes del gobierno federal de Morena y empeor贸 durante los ciclos escolares revisados.

La exclusi贸n crece. Los excluidos siguen fuera de la escuela. La desigualdad no se revierte dando m谩s a quienes m谩s tienen.

La educaci贸n es un derecho humano reconocido por la Declaraci贸n Universal; es un derecho constitucional en M茅xico. Pero no hay programas ni pol铆ticas estructurales para cumplirlo. Beneficiar a quienes ya forman parte del sistema educativo es positivo, sobre todo, cuando lo necesitan; pero no incluye a todos los que deber铆an tener la oportunidad.

La educaci贸n superior tampoco es un derecho exclusivo de los j贸venes. Es del pueblo: todos deben recibir sus beneficios a trav茅s de las funciones sustantivas. De esto, ni cuentas ni cuentos optimistas escritura el gobierno federal.

Colima est谩 muy lejos de los estados m谩s avanzados en acceso a la instrucci贸n superior. No progresa y s铆 retrocede en los indicadores oficiales de la SEP.

El gobierno estatal actual no es responsable de los resultados. Todav铆a. Les corresponde diagnosticar y dise帽ar proyectos, que ahora no son visibles.

Hoy, en educaci贸n b谩sica, como en superior, Colima sigue en terapia intensiva. Las cifras o datos no son as茅pticos: representan a ni帽os y muchachos sin boleto al futuro.

驴Qui茅n lo ve?

驴A qui茅n le importa en serio?

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.