Art铆culos, Blog

La educaci贸n colimense a cuidados intensivos

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

En 2021 la Organizaci贸n de las Naciones Unidas para la Educaci贸n, la Ciencia y la Cultura (Unesco) public贸 en ingl茅s Reimaginar juntos nuestros futuros. Un nuevo contrato social para la educaci贸n, resultado de una consulta mundial durante dos a帽os y un proceso de construcci贸n colectiva, con la direcci贸n de Sahle-Work Zewde, presidenta de la Rep煤blica Democr谩tica Federal de Etiop铆a.

El informe fue presentado el a帽o pasado en espa帽ol y pretende convertirse en punto de referencia, de magnitud semejante a dos documentos emblem谩ticos de la propia Unesco: Aprender a ser: el mundo de la educaci贸n hoy y ma帽ana聽(1972) y La educaci贸n encierra un tesoro聽(1996), coordinados por Edgar Faure y Jacques Delors, respectivamente.

El documento es un llamado a adoptar medidas urgentes para cambiar el futuro de las personas y del mundo porque ambos est谩n en peligro, explica Audrey Azoulay, directora general del organismo.

El mundo y la educaci贸n tienen un doble reto: cumplir la promesa de garantizar el derecho a una educaci贸n de calidad para todos y aprovechar el potencial transformador de la educaci贸n para un futuro sostenible. Ello exige que todos participen de los beneficios del sistema educativo y reciban las bondades de una educaci贸n para la ciudadan铆a y la participaci贸n en la vida social.

M茅xico y Colima estamos lejos de ese mandato jur铆dico y 茅tico. No se inscriben todos los ni帽os y j贸venes; los que lo hacen, no terminan los ciclos, fen贸meno acentuado en la parte alta de la pir谩mide escolar; de los que terminan, muchos lo hacen con una ense帽anza y aprendizaje deficientes. No comenz贸 el desastre en el actual gobierno, pero los indicadores principales siguen en el fondo.

En este art铆culo repaso algunos hallazgos en cuatro archivos oficiales de la Secretar铆a de Educaci贸n P煤blica, contenidos en su p谩gina web; se llaman: 鈥淧rincipales cifras, Sistema educativo de los Estados Unidos Mexicanos鈥, correspondiente a cuatro ciclos escolares: 2018-2019, 2019-20120, 2020-2021 y 2021-2022. Interesa repasar datos previos a la pandemia y los recientes, hasta donde se dispone de informaci贸n.

Antes de presentar los resultados de Colima, un dato nacional inquietante: el Sistema Educativo sufri贸 una merma notable entre el primero y el 煤ltimo ciclo escolar analizados, al pasar la matr铆cula de 36,450,450 a 32,979,551, es decir, 3,470,899 estudiantes menos, disminuci贸n cercana al 10 %.

驴Tragedia educativa colimense?

Tres indicadores examino en la educaci贸n b谩sica y media superior de Colima: cobertura, eficiencia terminal y abandono escolar, expresiones de la forma en que se concreta el derecho a la educaci贸n. No son los 煤nicos, pero desnudan avances y desaf铆os.
En los a帽os revisados, la matr铆cula global en el sistema educativo colimense tuvo una p茅rdida de 17,157 estudiantes (200,413 versus 183,256 entre los ciclos 2018-19 y 2021-22). En educaci贸n b谩sica y media superior est谩n las p茅rdidas mayores, mientras que la educaci贸n superior apenas creci贸 500 estudiantes, cantidad irrelevante.

La atenci贸n a los ni帽os en edad de educaci贸n preescolar (3-5 a帽os) es una de las peores del pa铆s: en el ciclo 2018-19 fue de 59.7 %, la 煤ltima de M茅xico; en el siguiente subi贸 a 61.6 %, n煤mero 29 entre los estados; mismo sitio en el ciclo 2020-21, con el 55.2 % y en el m谩s reciente, disminuy贸 a 52.7 %, la posici贸n 28. En todos los casos, unos 10 puntos por debajo del promedio nacional.

La educaci贸n primaria en Colima no es universal. Pongo may煤scula y negritas en la aseveraci贸n: es la 煤ltima del pa铆s en los tres ciclos escolares m谩s recientes. En el 煤ltimo, 1 de cada 10 ni帽os no est谩n inscritos en la escuela primaria. En este nivel, la llamada 鈥渆ficiencia terminal鈥, porcentaje de estudiantes que egresan por cada cien que ingresan seis a帽os atr谩s, muestra una tendencia negativa, en tanto que el abandono escolar oscila, pero es superior al promedio nacional en los a帽os revisados.

La secundaria de Colima tambi茅n se coloca en el quinto de los grupos en que se dividen las entidades federativas en el indicador de cobertura; uno de los cinco peores. En el m谩s reciente ciclo, s贸lo 88 de cada 100 adolescentes se inscribieron en secundaria. En este nivel hay progresos en la eficiencia terminal, que subi贸 6 puntos en el periodo, y en el abandono, que disminuy贸 de 7 % a 3.3 %.

La media superior tambi茅n tiene cuentas negativas: desciende la cobertura de 80.7 % a 76.9 %; la eficiencia terminal en ninguno de los ciclos escolares alcanz贸 el 70 %, esto es, que apenas uno de cada dos colimenses en la edad culminan su bachillerato, que ya deber铆a ser universal. El problema del abandono es cr铆tico, pues en tres de los ciclos escolares supera el 12 %, equivalente a unos 3,500 estudiantes expulsados cada a帽o. M谩s de 35 mil en una d茅cada. Inaudito e inaceptable.

Con este recuento apretado de datos disponibles y p煤blicos, abundan evidencias para sostener que el sistema educativo colimense sigue oxidado en su capacidad de ofrecer educaci贸n a todos los ni帽os y j贸venes. No hay un nivel que sobresalga: la cobertura en preescolar es una de las m谩s bajas del pa铆s; la primaria excluye a uno de cada diez, y en secundaria y media superior se enfrenta un doble desaf铆o: no ingresan todos ni terminan todos en porcentajes razonables.

Una acotaci贸n sin afanes alarmistas: los datos de eficiencia terminal y abandono escolar que presenta la SEP en los dos ciclos m谩s recientes corresponden a los a帽os 2018-2019 o 2019-2020, con lo cual, podemos hipotetizar que cuando se actualicen ser谩n todav铆a peores, pues corresponden a la 茅poca de confinamiento y retorno que, como ya se aprecia, tuvo efectos letales en la disminuci贸n de la matr铆cula.

Sin final feliz

La educaci贸n, declara el informe de la Unesco citado al principio, es motor para reducir las desigualdades sociales que lastran a muchos pa铆ses, como M茅xico. Es la apuesta estrat茅gica para paliarlas en el mediano y largo plazos. Con estas tendencias, Colima est谩 asegurando la perpetuaci贸n de las desigualdades sociales y vulnerando el derecho a la educaci贸n, bisagra que abre o cierra puertas. A pesar de las acciones gubernamentales, nuestra entidad perdi贸 m谩s de 17 mil estudiantes en el lapso examinado.

El problema est谩 mal diagnosticado y peor tratado. Adem谩s de capacidad de diagn贸stico y autocr铆tica, el gobierno del Estado tendr谩 que demostrar sensibilidad, imaginaci贸n y determinaci贸n para empezar a revertir el desastre que exponen las cifras oficiales. Necesitamos un proyecto a la altura de esos desaf铆os. En el horizonte no aparece. Lo que est谩 en juego es el Colima de la mitad del siglo. Los que pueden cambiarlo tienen las decisiones en sus manos.

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.