Blog, Opini贸n en radio

La dificultad de entender al gobierno

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

Se consum贸 la desaparici贸n de 109 fideicomisos con la votaci贸n del Senado. Despu茅s, se anunci贸 que pronto terminar谩n las auditor铆as y se denunciar谩 a los responsables. Primero el castigo, luego el juicio.

A este gobierno federal hay que entenderlo antes de juzgarlo, para comprender su l贸gica. La nuestra, o la m铆a, es que primero debieron ser las indagatorias y los juicios justos, enseguida, las decisiones y sanciones correspondientes.

Insisto: a este gobierno, primero debemos entenderlo. Cortan de tajo 109 fideicomisos sin dise帽ar o hacer p煤blicas las alternativas para incentivar, por ejemplo, la ciencia, la tecnolog铆a y la innovaci贸n, o la articulaci贸n entre universidades, centros de investigaci贸n, empresas y gobiernos.

Repito. No es f谩cil comprenderlo. Se mueve con otra l贸gica. El discurso del secretario de Educaci贸n P煤blica es reiterativo hasta el cansancio: apuesta a la dignificaci贸n del magisterio, pero a la hora de los presupuestos, cuando la demagogia se pone a prueba, recortan brutalmente el dinero para desarrollo docente y formaci贸n de nuevos maestros.

Con estas decisiones que desde alguna racionalidad parecen desconcertantes, no asoman buenos tiempos para las universidades p煤blicas.

Esta semana, las instituciones de educaci贸n superior de la regi贸n centro occidente, agrupadas en la Asociaci贸n Nacional de Universidades, emitieron un comunicado con t铆tulo elocuente: Por el rescate de la educaci贸n superior.

Sus titulares confiesan con cuidadosa oratoria: 鈥渧emos con gran preocupaci贸n y des谩nimo las pol铆ticas presupuestales鈥 de los 煤ltimos dos a帽os.
Hacen cuentas: de 11 fondos para las universidades en 2015, s贸lo quedan 3. De una bolsa de 6,900 millones de pesos, se redujo a 1,374 millones. Afirman que est谩n operando con menos recursos que hace 5 a帽os.

Sombr铆o panorama, dicen los rectores.

Algunos celebrar谩n los recortes bajo el discurso de la austeridad, o la corrupci贸n. Que la segunda se investigue y castigue, de acuerdo; que la primera se produzca sin regatear lo esencial. 驴Es mucho pedir?

Los presupuestos recortados no castigan a los rectores o autoridades, atentan contra maestros y estudiantes.

Aunque nos cueste entender la l贸gica de este gobierno, la educaci贸n no es un adorno, y no se educa desde la demagogia o la incoherencia.

 

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.