Cerrado por fútbol 2

Mientras mis hijos jugaban a brincar, pago de por medio, me levanté aburrido y caminé unos metros a la librería cercana a donde ellos revoloteaban. Paseaba la vista distraído, sin ánimo y sin expectativa de encontrar algo valioso. Entonces apareció un libro con tapa en color rojo: Eduardo Galeano. Cerrado por fútbol. Lo tomé con emoción y seguí animado.

Faltaban algunas semanas para el mundial de Rusia, y pensé que no habría mejor momento para recordar al inmenso escritor sentipensante.

La ansiedad, a veces incontrolable por comenzar la lectura, pudo ser domada con la fuerza con que se dispara para anotar el gol preciso. Llegué al silbatazo inicial de Rusia y solo entonces abrí el libro. Heme aquí.

Cerrado por fútbol, cuenta Carlos E. Díaz, el editor, reúne todos los textos publicados por Galeano y algunos inéditos, que forman un homenaje al Galeano futbolero, al mismo tiempo que al propio deporte, la única religión sin ateos, diría el personaje.

¡Qué ruede el balón!

Deja tu comentario