Art铆culos, Blog

La educaci贸n que tenemos. El primer piso de la transformaci贸n

Posted by Juan Carlos Y谩帽ez Velazco

El martes pasado, durante la Semana Acad茅mica, Cultural y Deportiva por el 50 aniversario de la Facultad de Ciencias de la Educaci贸n en la Universidad de Colima, present茅 una conferencia titulada: 鈥淟a educaci贸n que tenemos: las escuelas que so帽amos鈥. En la primera parte esboc茅 notas para un diagn贸stico de la educaci贸n, especialmente del pa铆s, aunque tambi茅n analic茅 el caso de Colima.

Ni all谩, ni en este espacio, cabe un cometido completo de esa magnitud, pero quiero compartir ahora algunos datos e invitarles a preguntarnos si la educaci贸n que tenemos es la que merecemos o, mejor, si es la educaci贸n que prometi贸 el gobierno de la llamada 鈥淐uarta Transformaci贸n鈥.

Las fuentes de los datos utilizados son oficiales: 鈥淧rincipales cifras del Sistema Educativo Nacional鈥, el documento que anualmente difunde la Secretar铆a de Educaci贸n P煤blica (SEP) en dos versiones, una completa, con m谩s de 300 p谩ginas; otra, abreviada en unos 130-140 folios.

En el repaso de la educaci贸n que tenemos salta un primer problema: la reducci贸n del sistema educativo en estos a帽os, como puede apreciarse en los datos de la imagen.

Entre los ciclos escolares referidos, el m谩s reciente, el 煤ltimo del cual se tiene informaci贸n, la matr铆cula se redujo de manera ostensible en el pa铆s, retrocediendo a la que tuvimos una d茅cada atr谩s. 驴D贸nde est谩n esos casi dos millones de estudiantes? 驴Cu谩l es la estrategia para la recuperaci贸n de cientos de miles de estudiantes de todos los niveles escolares? 驴Es aceptable la sangr铆a, que no es estad铆stica o fr铆a, sino de infantes y j贸venes expulsados del sistema escolar?

Otra expresi贸n del fen贸meno de la insuficiencia en la atenci贸n, es decir, en el cumplimiento del primer paso del derecho a la educaci贸n, es que por cada 100 ni帽os que ingresaron a primaria en el ciclo 2006-2007, s贸lo 28 culminaron su licenciatura en el ciclo 2022-2023. El desgranamiento del sistema es una tragedia que empieza desde la primaria, en donde cinco ni帽os no contin煤an, y s贸lo 92 ingresan a secundaria. El bachillerato es la parte m谩s estrecha del cuello, pues all铆 se pierden 30 estudiantes de cada cien de la generaci贸n. Una desbandada para la cual existen apenas t铆midos y desacertados remedios nacionales.

Es una obviedad: el comportamiento estad铆stico esconde diferencias, pero tambi茅n aflora las que existen entre estados como Chiapas, Oaxaca o Guerrero, en los cuales apenas concluyen la licenciatura 12, 12 y 15, respectivamente, mientras que en Ciudad de M茅xico (52 de cada 100), Nuevo Le贸n (45), Aguascalientes (42) y Quer茅taro (42) ofrecen probabilidades m谩s venturosas.

La conclusi贸n es lapidaria: una loter铆a divina o perversa fija probabilidades de obtener un t铆tulo universitario, seg煤n la entidad de nacimiento. La inequidad es inaceptable y en esa materia, los programas del gobierno federal fueron incapaces de revertirlo, aunque las cantaletas insistan.

En Colima la situaci贸n no difiere, como puede observarse en la imagen alusiva. Los datos de 2023 los expuso el secretario de Educaci贸n el lunes en el mismo evento celebrado en el Paraninfo Universitario. La del ciclo 2019-2020 la tom茅 del documento de la SEP.

Considerando s贸lo la poblaci贸n en modalidad escolarizada para el ciclo 2019-2020, Colima perdi贸 16,557 estudiantes. 驴D贸nde est谩n? 驴Qu茅 sucedi贸 con ellos durante la pandemia? 驴Qu茅 hizo el gobierno para recuperarlos? No hubo comentarios ni noticias del secretario N煤帽ez. El silencio pretende esconder realidades.

驴Est谩 invirtiendo m谩s el pa铆s en educaci贸n? 驴C贸mo fue el comportamiento del presupuesto durante esto que llamaron el 鈥減rimer piso de la transformaci贸n鈥? Las noticias tampoco son positivas.

Podr铆a continuar el recuento, pero no quiero extenderme. Repito la pregunta con estos indicadores claves para valorar el esfuerzo por lograr el cometido de que todos los ni帽os y j贸venes est茅n en la escuela. No voy a aludir al otro gran indicador: calidad de los aprendizajes, pero lo que sabemos revela pobres niveles.

En resumen, la educaci贸n que tenemos en M茅xico es insuficiente, deficiente, inequitativa, mal financiada, est谩 mal comunicada en su interior y es opaca ante la sociedad.

Si el primer piso de la transformaci贸n tiene esos cimentos, poco se podr谩 edificar con la continuidad de los mismos programas, pol铆ticas y patrones. Es clara la historia: los buenos proyectos no garantizan resultados; los sistemas educativos nunca avanzaron con ocurrencias.

驴La educaci贸n que tenemos es la que merecemos? 驴Es la que deseamos? 驴Qu茅 futuro estamos construyendo?

Related Post

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.